CATOLICOS DE PUERTO RICO

Llevando la luz del Evangelio a toda la tierra

Jesús de la Misericordia

Jesús de la Misericordia
 

Coronilla a la Divina Misericordia
Revelaciones de Nuestro Señor Jesucristo a
Santa Faustina.
Devoción preferida del Papa Juan Pablo II. Más...



 
"Los sacerdotes la
recomendarán a los
pecadores como su
último refugio de
salvación."

 
       LA CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA 

  

 
     La Coronilla se reza con un rosario común: 

     1.- Padre Nuestro, Ave Maria, Credo:

     Padre nuestro
 
Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga
      a sotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. 
     
El pan nuestro de cada día dánosle hoy, y perdónanos nuestras deudas
      así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes
      caer en la tentación, más líbranos del mal. Amén.


 
     Ave María

 
 Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo,
       bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu
       vientre, Jesús.  Santa María, Madre de Dios ruega por nosotros
       pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. 
  


 
  El Credo
       Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra.
       Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fué concebido
       por obra y gracia del Espíritu Santo; nació de Santa María Virgen,
       padeció bajo el poder de Poncío Pilato, fué crucificado, muerto y
       sepultado. Descendió a los inflemos, al tercer día resucitó de entre
       los muertos; subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios
       Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir  a juzgar a los vivos y
      a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, 
      la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurección
      de los muertos y la vida eterna.  Amén.   


    2.- En las cuentas grandes
(al comenzar una decena), donde en el rosario
    normal se reza el Padre Nuestro, aquí se recita:  
   
"Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo,  la Sangre, el Alma y la Divinidad
      de tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de
      nuestros  pecados y los del mundo entero."

   3.- En las cuentas pequeñas del Ave María, se reza: 
  
"Por su dolorosa  Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero."


   4.- Al finalizar las cinco decenas de la coronilla se repite tres veces:

    "Santo Dios, Santo Fuerte,  Santo Inmortal, ten piedad de  nosotros
      y del mundo entero."
 
   
La coronilla se puede rezar a cualquier hora, pero Nuestro Señor dijo
 a Santa Faustina, "
que la rezara especialmente durante los nueve días
antes de la Fiesta de la Misericordia
" (novena). Después agregó:

  "Durante este novenario concederé a las almas toda clase de gracias."
    
Diario, 796.


   También es apropiado rezar la coronilla diariamente durante "la hora de la gran misericordia" (las tres de la tarde), recordando la hora en que Jesús murió en la Cruz.  Nuestro Señor pidió que se recordara de manera especial su Pasión a esa horaEn 1935 Santa Faustina tuvo la visión de un ángel enviado por Dios para castigar a la tierra. Estremecida por esta señal de la ira divina, empezó a rezar pidiendo misericordia, pero sus oraciones eran ineficaces. 

   De repente vió a la Santísima Trinidad, y sintió el poder de la gracia de Jesús dentro de su alma. Volvió a rogar a Dios por el mundo con las palabras que oyó dentro de ella: 
"Padre eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero." -Diario, 476.

  Mientras repetía esta oración, vió cómo el poder del ángel disminuía, hasta que no pudo llevar a cabo el castigo merecido. -Diario, 474-475. Al día siguiente, cuando entró en la capilla, oyó de nuevo esta voz interior que le enseñó a rezar la oración, que Nuestro Señor más tarde llamó la coronilla

   Desde entonces rezaba esta oración casi constantemente, ofreciéndola especialmente por los agonizantes. En revelaciones posteriores, el Señor aclaró a Santa Faustina que la coronilla no era solamente para ella, sino para el mundo entero, prometiendo gracias y favores especiales a quien la recitara. 

 
 
  "Quienquiera que la rece recibirá gran misericordia a la hora de
         la muerte".
-
Diario, 687.  

 
   "Cuando recen esta coronilla junto a los moribundos, Me pondré
        entre el Padre y el alma agonizante, no como el juez justo sino el
         Salvador misericordioso."
  -
Diario, 1541.

   "Los sacerdotes la recomendarán a los pecadores como su último
        refugiode salvación. Hasta el pecador más empedernido, si reza
       esta coronilla una sola vez, recibirá la gracia de mi misericordia
       infinita.  Deseo conceder gracias inimaginables a las almas que
       confían en mi misericordia." 
-
Diario, 687. 

    "A través de ella obtendrás todo, si lo que pides está de acuerdo
         con mi voluntad." 
-
Diario, 1731

 
  «Deseo conceder el perdón total a las almas que se acerquen
       a la confesión y reciban la santa Comunión el día de la fiesta 
       de mi Misericordia
-
Diario, Nº 1109

  
 
 
 SU MISERICORDIA ES INFINITA,
ACERQUEMONOS A EL; 

 EL NOS ESPERA....

ACTO DE CONTRICCIÓN
Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador,
Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, bondad infinita,
y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón
de haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme
con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia,
propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir
la penitencia que me fuere impuesta. Amén.